¿Conoces de qué se trata el Kids marketing?

Quizás no, pero imaginemos a un consumidor que desea adquirir todo aquello que ve sin que le importe su precio, supongamos que se trata de Joyas Tous. También imagina que dicho consumidor cuenta con la capacidad de arrastrar a todos aquellos que se encuentran a su alrededor influyendo en su compra, Joyería, relojs, bolsos, etc. La verdad es que no se trata de un sueño ya que ese consumidor quizás se trata de nuestro hijo o sobrinos.

Y es que continuamente los niños suelen ser bombardeados por mensajes de marca, se podría decir que desde su nacimiento, tan solo hay que ver el packaging en los supermercados, en las películas, en los juguetes de regalo en los restaurantes de comida rápida, en la colocación de productos en películas, en los anuncios en la televisión, en Internet, tan solo por mencionar algunas posibilidades.

Niños: el marketing del consumidor actual y del mañana

Los niños han de ser el objetivo de las marcas y ello se debe a que ejercen gran influencia sobre las compras familiares. De acuerdo a un estudio realizado en Canadá de YTV’s Tween Report, revelaba que, si los niños de 9 a 14 años gastaban 1.900 millones de dólares al año, influían en compras por valor de 20.000 millones de dólares a sus familias.

Pensemos en esto por un momento: si un niño le solicita a sus padres unas 37 veces al día durante una semana un juguete en concreto, existe un elevado porcentaje de probabilidad de que terminen comprandolo. En ofertas de ocio infantil, ese porcentaje se muestra más elevado. Por ejemplo, para decidir a qué centro comercial vamos el próximo sábado o a qué restaurante vamos a comer el domingo.

Los niños menores de tres años reconocen logotipos y marcas

La diferencia entre entretenimiento y publicidad no es comprendida por los niños hasta que alcanzan al menos los cuatro o cinco años. Tan solo se dedican a observar anuncios y programas de televisión con la misma atención. Los anuncios publicitarios que están dirigidos hacia este grupo asocia el producto o la marca con la diversión y la felicidad, más no se ocupan de hablar de los hechos reales del producto. Como resultado de ello, en la actualidad existe todo un segmento de la industria del marketing que se dedica a encontrar la forma de venderle cosas a los niños o de utilizar a los niños para venderle cosas a los padres.

Marketing para niños

Los códigos, diseños, lenguaje, estilo de comunicación, soportes, sentimiento de pertenencia a una comunidad, la creación de mascotas o personajes de ficción, suelen ser las herramientas que hoy se emplean a fin de conseguir dichos objetivos.

A esto se le denomina kids marketing y supone la colocación del niño en el centro del mensaje a fin de alcanzar un objetivo, que puede ser bastante diverso como por ejemplo: vender un producto infantil (un juguete determinado), vender un producto familiar (unas galletas determinadas), conseguir atraer a un lugar concreto al target familiar (un centro comercial o una cadena de comida rápida), influir en la elección de un producto y que ese producto te acompañe el resto de tu vida, entre otros.